Planta un Árbol, mas vale hoy que nunca

Dicen que plantar un árbol es una de las cosas mas importantes que debes hacer en la vida, lo que no muchos cuentan es que lo mas importante es verlo crecer y ayudar a otros a plantar más. 

Sembrar un árbol es una de las actividades mas reconfortantes que existan pues de alguna manera te conectan con el mundo y te dan una sensación de dador de vida y super héroe del medio ambiente.

Recuerda que tienes que elegir el árbol adecuado, pero sobre todo recuerda elegir arboles que sean naturales de la región y que no necesiten demasiados cuidados para que puedan crecer y ofrecer mucho oxigeno a nuestra hermosa tierra.

Elige el árbol que quieres sembrar.

De acuerdo al clima del lugar en el que vives y las características de la tierra, algunos árboles pueden crecer más fácilmente que otros. Si tienes dudas, lo mejor es ir a un vivero para que resuelvan tus dudas y veas las opciones de árboles con las que cuentan. Acebo, haya, castaño, avellano, fresno, arce, cerezo, guayacán… ¡son tantas las opciones que tienes para llenar de color al mundo!

sembrar un arbol

Escoge el lugar.

El árbol no debe quedar plantado cerca de tuberías porque cuando crezca podría generar daños, lo mismo si el sitio está al lado de una casa. Debe haber una buena distancia entre cualquier estructura y la planta. Si tienes una huerta o jardín de flores, vegetales o frutas, no siembres el árbol al lado porque con el tiempo este dará sombra y no permitirá que las otras plantas reciban sol.

como sembrar un arbol
Organiza el terreno y haz el agujero.

Retira la manga o las raíces que puedan estar en el lugar en el que plantarás el árbol para que no compitan con este. La planta necesitará todos los nutrientes para crecer y, cuando tiene otras alrededor, el proceso se puede dificultar.

Después, haz el hoyo en el que reposará el árbol. La medida debe dos veces el tamaño de las raíces del árbol. Por ejemplo: si estas miden 30 centímetros de largo y 25 de ancho, entonces el agujero debe ser de por lo menos 60 cm de largo y 50 cm de ancho. Deja varios metros de distancia entre los árboles que vayas a plantar para que cuenten con suficiente espacio para desarrollarse. ¿Vas bien hasta el momento? Seguramente, plantar un árbol ya es uno de tus hobbies.

Libera la planta.

Si el árbol está en una maceta o una bolsa, sácalo cuidadosamente para no afectar las raíces. No lo plantes dentro de un recipiente porque esto le impedirá crecer libremente en la tierra.

 

Acomoda el árbol.

Organiza el árbol en el lugar. Verifica que la profundidad sea la adecuada y que ninguna raíz quede por fuera del agujero. Si plantarás semillas y no un árbol germinado, deberás tener paciencia mientras crece.

Rellena el hoyo con tierra y aplica abono.

Vierte la tierra en el agujero asegurándote que esta —incluyendo las piedras u otros elementos— quede libre, pero sin espacios de aire. Presiónala suavemente y agrega agua para humedecer. Si vas a abonar o usar algún nutriente, no riegues el material encima del árbol o a su alrededor. Haz pequeños agujeros cercanos a la base de la planta, reparte el abono y cúbrelo con tierra.