Madre deja morir a sus hijas dentro de auto mientras ella se va de fiesta

Es común ver noticias donde los padres jóvenes o primerizos cometen errores, algunos como en este caso suelen ser fatales, esta joven mujer, decidió salir de fiesta y aunque se dice que hubo quien se ofreció para ayudarle con sus pequeñas ella simplemente decidió dejarlas encerradas en el auto, pese a los llantos de las bebés. 

Esto sucedió en una localidad en San Antonio en EEUU, las dos niñas de 1 y 2 años murieron tras estar encerradas durante 15 horas en un auto. después de que su madre Amanda Hawkins, de 19 años, Las dejó  sin agua, comida ni cuidado.

Un compañero de trabajo de esta chica le sugirió que dejara a las bebés con él durante esa noche para cuidarlos mientras ella no estaba, pero la joven se negó y las dejó dentro del auto ignorando sus gritos de ayuda. Cuando volvió al coche al día siguiente, estaban inconscientes y sin signos vitales.

En lugar de llevarlas al hospital de inmediato, la madre les dio un baño y las vistió con un conjunto diferente de ropa. Después de todo esto las llevó al médico y trató de encubrir lo que había ocurrido diciendo a los médicos que se desmayaron después de oler las flores en un parque local. Por desgracia finalmente las niñas fallecieron.

Está más que claro que nadie creyó su historia por lo que la policía la interrogó para investigar más a fondo lo que realmente había sucedido. Tras mucho investigar se descubrió que la joven, a pesar de no poseer historial policial, ya había dejado a sus bebés dentro del auto anteriormente.

El Sheriff del Condado de Kerr, Hierholzer, dijo en un comunicado: “Este es el caso más horrible de peligro infantil que he visto en los 37 años que llevo de servicio”.

“Tuve a las dos nietas más hermosas”, dijo la madre de Hawkins, Alisha Eddy. “No estoy de acuerdo con lo que pasó, con lo que hizo, pero amo a mi hija, estoy aquí para mi hija”.

 

La joven fue arrestada el pasado jueves y aun se está esperando que se realice el juicio para dar sentencia al crimen cometido por esta joven, pero de resultar culpable para el juzgado Hawkins, podría pasar con dos años en la cárcel.