Los Normalistas fueron quemados Vivos.

Según Jesús Murillo Karam, los normalistas fueron entregados por policías de Iguala y Cocula al grupo criminal Guerreros Unidos, estos llevaron a los estudiantes al basurero de este último municipio, donde calcinó los cuerpos, fragmentó los restos y los arrojó al río, detalló.